¿Está raro o se encuentra mal?

Hay ocasiones en que nuestros perros y gatos de casa pueden mostrar comportamientos extraños e inadecuados y, no necesariamente, se tratan de temas de conducta.

Antes de alarmarnos ante el cambio de carácter de nuestro peludo, y pensar que se ha vuelto “rebelde” o ponerle la etiqueta de “desobediente”, debemos preguntarnos si todo va bien.

Es decir, antes de preocuparnos por temas de comportamiento, debemos asegurarnos de que físicamente todo está en orden. El dolor o las molestias en espalda, patas, boca… etc., pueden ser la señal de que algo no funciona y se manifiestan a través de cambios de conducta, ya que ellos no tienen otro medio de indicarnos que algo va mal.

Nuestro animal no sabe hablar y, es nuestra obligación estar atentos a estos indicios. El profesional encargado de velar por la salud de nuestro mejor amigo, es el veterinario y el único que puede diagnosticar el problema y recetar el tratamiento más adecuado, en cada caso. Los síntomas más comunes que indican malestar o dolor, a los que debemos estar atentos y que deben ser revisados por el veterinario son:

  • Apatía, falta de ganas de jugar o de hacer ejercicio, de saltar…
  • Menor apetito o si solo admite comida blanda o de grano pequeño.
  • Mayor apetito y/o sed
  • Eliminación inadecuada cuando ya tenía el hábito adquirido
  • Cojeras
  • Rigidez
  • Posturas anormales
  • Mirarse o mordisquearse una zona concreta del cuerpo, dolor evidente al tocarle la piel.
  • Debilidad en las patas traseras o delanteras
  • Contracturas musculares y limitación del movimiento
  • Quejarse y vocalizar (ladrar o maullar) al hacer determinados movimientos…

Descartados los problemas orgánicos, el educador se encargará de poner las pautas más adecuadas en cada caso para que el propietario y el animal trabajen juntos en la solución de cada caso.

 

4 respuestas a «¿Está raro o se encuentra mal?»

  1. Hola, espero puedan resolver esta inquietud que tengo, lo que pasa es que tengo un gato y ya tiene 13 años con nosotros y hace unos días se volvió muy triste y todo el día ah estado acostado en la cama y no se mueve tenia su temperatura un poco baja porque sus patas están un poco frías e intentando calentarlas pero vuelven a enfriarse hoy en la mañana a las 6:10 a.m se levantó a comer un poco de jamos y tomar mucha agua y después volvió a acostarse pero camina con dificultad y como que un poco cobrada hoy llegando a mi casa después de la preparatoria busque en Internet y dice que posiblemente se acerque su hora de marcharse así que tome tu respiración y latidos de su corazón, pero la respiración está bien lo que no está bien es su corazón ya que es muy bajo y solo da 68 palpitados por minuto o no se si lo tome mal pero todo lo demás de síntomas lo tiene menos su respiración esa está bien,me ayudaría mucho saber si mi gata si esta apunto de fallecer o tal vez tenga alguna enfermedad, espero lean mi comentario y ayudarme de igual manera lo llevaremos al veterinario gracias saludos cordiales.

    1. Hola Aileen,

      En términos generales se debe considerar mayor a cualquier animal que haya iniciado su proceso de envejecimiento, teniendo en cuenta que hay que variará según raza y estilo de vida:

      • Etapa Sénior: desde los 6-7 años hasta los 9-10 años.
      • Etapa Geriátrica: desde los 10-11 años hasta los 14-15 años.
      • Etapa Supergeriátrica: a partir de los 14-15 años.

      Entre los cambios generales que podemos observar, destacan:

      • Metabolismo reducido: Actividad reducida.
      • Capacidad de termorregulación disminuida: “demasiado calor al sol, demasiado frío a la sombra”.
      • Sensibilidad disminuida a la sed: tendencia a la deshidratación.
      • Cambios en los patrones del sueño: “siestas” frecuentes, irritabilidad.
      • Incremento de la relación grasa corporal/músculo: pérdida de masa muscular, debilidad, especialmente en las extremidades.
      • Cambios en la piel: elasticidad reducida.
      • Mayor producción de sebo: tacto grasiento, olor rancio.
      • Disminución de la alerta mental: más “despistado”, interactúa menos…

      Cualquier actividad que compartáis es tiempo de calidad para ambos. Los mimos, cuidados, palabras de cariño y muestras de afecto hacia nuestro animal son importantes durante todas las etapas de la vida, pero en especial durante su vejez. Aportan seguridad al animal que sabe que nos ocupamos de su bienestar. Ante cualquier duda que se plantee, lo ideal es contar con la ayuda del veterinario que ha atendido al animal durante estos años.

      Un saludo cordial y mucho ánimo en esta etapa,

  2. Hola, tengo un gato de aproximadamente 5 meses de edad. Su comportamiento sobre su forma de jugar a cambiado mucho, antes lo dejaba en el jardín junto a otro gato y un perro, con los que jugaba solo y no me buscaba para nada. De una semana para acá, no juega sino estoy yo presente; solo se limita a dormir, hasta que salgo a ver cómo está , es cuando entonces interactúa normalmente, hoy vi que se orinó en su cama, come y bebe agua normalmente, no veo que físicamente esté mal.

    1. Hola Alejandro,
      Aunque aún es un cachorro, está empezando el desarrollo hormonal que puede producir cambios en su comportamiento perdiendo interés en el juego con otros gatos y demandando atención por parte de las personas que conviven en su territorio. En cuanto al tema de la orina, hay que considerar que puede estar «marcando» y comentar con el veterinario el tema de esterilización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.