Caritas de culpabilidad

Muchas veces cuando nos encontramos un desastre en casa, llamamos al perro y sentenciamos que sabe lo que ha hecho porque nos mira con cara de culpabilidad. Realmente, el perro no tiene ni idea de las razones de nuestro enfado pues su memoria es limitada, pero sabe que algo no a bien e intenta desaparecer o, en su caso, intentar “tranquilizarnos” agachando la cabeza, evitando la mirada y pegándose al suelo.

Continuar leyendo «Caritas de culpabilidad»