De gatos y comederos

¿Has observado si tu gato está satisfecho con su comedero?

El comedero ideal para un gato debe ser suficientemente amplio como para que el animalito coma sin que los bigotes rocen las paredes del recipiente, pues, según observaciones de expertos, provoca una sensación desagradable para el gato, que puede incitar a dejar intacta la comida de los bordes.

Este dato cobra especial importancia en razas braquicéfalas (de morro chato) ya que pueden tener más dificultades en atrapar la comida, pudiendo llegar a provocarles problemas de estrés.

Algo parecido ocurre con los bebederos y más aún si son dispositivos dos en uno (comedero y bebedero unidos). La naturaleza felina dicta «rechazar» la comida que está cerca del agua por puro instinto de supervivencia.

Sobre la «vajilla felina», debemos tener en cuenta que algunos animalitos rechazan los enseres metálicos al verse reflejados dentro y, determinados materiales, pueden retener más fácilmente olores y suciedad debido a su composición.

Observa a tu gato. Respeta su naturaleza para disfrutar de su compañía

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.