Cuidados para gatitos huérfanos

Ahora que estamos en plena época de camadas, aparecen muchos gatitos huérfanos o que se han perdido de la madre.  Hoy te explicamos cómo actuar en caso de recoger uno.

Lo primero a tener en cuenta antes de nada, es procurar al gatito un lugar caliente. A pesar de las temperaturas veraniegas, el pequeño no es capaz de regular la temperatura corporal por sí solo y necesita de la ayuda externa para mantener el calor. La temperatura normal de un gato es más elevada que la nuestra (Entre 38-39 ºC). Nuestro mismo regazo puede servir de primeras y, una vez en casa, una mantita o incluso una bolsa de agua caliente protegida por una toalla para evitar quemaduras, nos hará las veces de calor maternal.

El segundo paso, si el gatito aún no tiene dientes y no puede comer por sí solo, es procurarle leche maternizada. Lo ideal es dar tomas pequeñas cada dos o tres horas de forma lenta y, siempre, con la cabeza del gatito ligeramente elevada sobre el resto del cuerpo, para evitar neumonías por aspiración. La temperatura ideal de la leche es la misma que la corporal (En torno a 38ºC).

Recuerda que tras cada toma, debemos estimular al gatito a que evacúe. Para ello masajeamos suavemente la barriguita unos segundos y frotamos la zona genital con una gasa mojada en agua templada (sustituyendo el reflejo maternal de lamer). En un breve espacio de tiempo, el gatito eliminará y podrás dejarlo descansar hasta la siguiente toma.

A partir de la cuarta semana, son capaces de tomar pienso para gatitos humedecido con agua o leche, a la vez que aprenden a usar su cajita de arena.

Es importante que el veterinario visite al gatito lo antes posible para revisar su estado de salud y valorar el crecimiento.

 

Las primeras semanas de vida

Al igual que el perro, el gato doméstico es una especie altricial. Al nacer, los únicos sentidos funcionales del gato son el tacto, el olfato y el gusto. Los ojos permanecen cerrados hasta los 9 días de edad aproximadamente.

La maduración del sistema nervioso central durante las primeras semanas de vida explica la aparición y desaparición de algunos reflejos que son característicos de edades concretas y que resultan de interés para evaluar el desarrollo del animal.

Durante las dos primeras semanas, el cachorro muestra algunos reflejos espinales simples, tales como el reflejo extensor cruzado. Dicho reflejo es anormal en perros adultos, pero debe considerarse normal en animales menores de 18 días. Además, el cachorro muestra respuestas motoras más complejas que requieren un tono muscular adecuado.

Entre éstas se encuentran el denominado reflejo de Magnus y el reflejo de rooting (movimientos de exploración con el hocico característicos de algunos animales). El reflejo de Magnus puede desencadenarse flexionando la cabeza del cachorro hacia un lado; el animal responde entonces extendiendo las patas del lado hacia el que se ha girado la cabeza y flexionando las otras. El reflejo de Magnus está presente al nacer y se mantiene hasta los 21 días de edad aproximadamente.

El reflejo de rooting consiste en el desplazamiento del cachorro hacia cualquier objeto caliente situado cerca de su cabeza, y puede desencadenarse colocando una mano en forma de copa inmediatamente por delante del hocico del cachorro. El reflejo de rooting es desencadenado normalmente por la hembra al lamer el hocico del cachorro, y permite que éste se mantenga próximo a la madre; Está presente al nacer y empieza a desaparecer a los 4 días de edad.

El cachorro muestra capacidad flexora durante los primeros 4 o 5 días de vida, de manera que, si se mantiene al animal suspendido en el aire por la base de la cabeza, éste responde flexionando las extremidades, la columna vertebral y la cola; después, y hasta el final de la segunda semana de vida, el cachorro muestra capacidad extensora.

Durante el periodo de socialización, desde la segunda hasta la novena semana de vida, que es cuando se produce el desarrollo neurológico y sensorial. El sistema nervioso es muy plástico en esta etapa y se van formando y ordenando las estructuras y las conexiones neuronales conforme el cachorro va percibiendo por los sentidos y aprendiendo. Lo que ocurra durante este periodo afectará definitivamente a las funciones cognitivas y a la organización de la estructura neurológica.

Gracias a esto el gato puede vincularse a la especie humana y a otras como especies amigas. Los tipos de aprendizaje que se adquieren en este momento son el sexual, el específico, el social, el filial, el del ambiente y el heteroespecífico.

Durante esta etapa, el gatito debería aprender a relacionarse con otras especies así como con distintos tipos de personas: Niños, adultos, mujeres y hombres. Y para que el aprendizaje dure, debe ejercitarse.

Para ayudar al gatito a integrarse dentro del hogar, debemos tener en cuenta sus necesidades como especie y adelantarnos a ellas, proporcionándole todos los elementos necesarios para que se sienta seguro.

 

Preparando el dormitorio del gato

Una vez en casa, será necesario proveerle una zona segura (libre de peligros) donde debe permanecer cuando no esté supervisado, sobre todo al principio.

En esa zona segura, colocaremos la camita que va a ser su zona de descanso. Hay varios tipos disponibles en el mercado y la elegiremos en función de nuestros gustos y del lugar donde vaya a estar instalada pero lo recomendable es que sea fácilmente lavable para poder mantenerla limpia.

Asegurémonos de buscar un lugar tranquilo, fuera de las zonas de paso de la casa. Cuando se familiarice con el hogar y vaya creciendo, el gatito puede elegir lugares de descanso alternativos pero es parte de su naturaleza y no debemos extrañarnos ni regañar al animalito por ello. A veces,  nos sorprenderá, dejando de lado la estupenda camita de lujo que hemos comprado, e inclinándose por nuestra cama, nuestro sofá o la estantería más alta a la que pueda llegar. Que no nos extrañe.

Muchas veces, su transportín o una simple caja con una toalla pueden ser camas estupendas. Únicamente debemos asegurarnos de que sean zonas seguras (alejadas de cables, ventanas y otros peligros potenciales).

El transportín debería ser un elemento familiar más, por lo que, recomiendo, dejarlo abierto en la habitación donde hace vida el gato. Muchas veces, con este sencillo gesto, propiciamos que se convierta en su lugar seguro y no lo identifique únicamente con cambios o salidas al veterinario.

 

Aseo del gato

Ya tenemos lista la habitación de dormir. Toca preparar el aseo. Para ello, a partir del mes de vida, va a necesitar una bandeja con arena. Si la zona de descanso ha de ser tranquila, la de eliminación ha de estar situada en otra de las zonas de menos paso de casa, donde el pequeño pueda ocuparse de sus cosas sin temor a ser molestado. Para ello elegiremos una bandeja sanitaria de bordes bajos (alejada del comedero y el bebedero). Debe adaptarse al tamaño de su usuario y si al principio vale algo pequeño y de bordes muy bajs a medida que crezca deberá ser lo suficientemente amplia como para que el animalito, quepa entero y pueda moverse dentro con facilidad. Son muchos los gatos que rechazan la bandeja por ser demasiado pequeña o incomoda.

Los desechos deben ser limpiados diariamente y toda la arena debe ser reemplazada regularmente.

No olvidemos mantener guapo a nuestro gato. Necesitaremos mínimo un cepillo o carda y un cortaúñas. Si no sabemos cortar las uñas al gato, en la clínica veterinario o en el comercio especializado nos pueden asesorar sobre ello.

 

Comedor

Otros elementos necesarios son los comederos y bebederos que han de ser lo suficientemente estables como para que no los pueda volcar y, por supuesto, lavables. Un bebedero y un comedero, preferiblemente de acero inoxidable y bordes bajos y, por supuesto, alejados de la bandeja sanitaria. Te contamos más aquí.

La elección del tipo de alimentación debe estar motivada por la edad y el estado físico del gatito. El profesional puede asesorar la mejor dieta para el gatito a su llegada al hogar.

 

Salita de juegos

No debemos olvidar que el gatito necesita actividad física y mental por lo que hay que dotarlo de una zona de juego que, enriqueceremos, con juguetes apropiados y, muy importante, un rascador donde pueda afilarse las uñas, estirarse y escalar. El rascador debe ser firme y estable. No suelen servir aquellos que se cuelgan de las puertas, puesto que, si se mueve o se desestabiliza durante su uso, el gatito jamás volverá a usarlo. Si eliges uno de éstos, lo mejor es fijarlo a la pared.

Los juguetes ideales son todos los que estimulan la conducta depredadora del gato. Por ello es fundamental tener en cuenta:

  • La textura y tamaño: de piel, pequeños y ligeros, (por ejemplo, ratones, cañas con plumero… )
  • Juguetes con sonido: En el mercado hay un montón de juguetes que incorporan sonido o que hacen ruido al movimiento. Otra opción estupenda es buscar elementos del hogar que nos hagan la función. Una bola de papel puede convertirse en un estupendo juguete para un gato.
  • El movimiento es importante: Los gatos se pirran por los objetos que se mueven rápidamente cuando los toca (pelotitas, ratones de trapo…) Por eso, no es raro verlo perseguir a manotazos el juguete a lo largo del pasillo.
  • Como siempre, para fomentar una buena relación con tu gatito, es importante que participes en el juego, lanzándoles los juguetes, o incitándole con las cañas plumero, por ejemplo.

Bajo ningún concepto, debes jugar con las manos. Para evitar que, el gatito identifique nuestras manos con una presa, hay que evitar provocarle con las manos y debemos proporcionarle juguetes adecuados (cualquiera de los señalados antes) que siempre deben estar disponibles. Además recomiendo cambiarlos a intervalos regulares para evitar que el gatito no pierda el interés.

 

Poniendo límites

Ciertas conductas que pueden ser aceptables en un gatito, pueden ser muy molestas o peligrosas si las muestra cuando llega a la edad adulta. La más ilustrativa es el gatito al que se le consiente mordisquear, jugando, las manos a sus propietarios y que conserva este hábito cuando madura, convirtiéndose en un auténtico problema de convivencia si, además, el animal, nunca ha sido consciente de la intensidad de su mordida.

La necesidad de trepar a las estanterías con el riesgo añadido de destrozar objetos valiosos, puede reducirse si el gato dispone de un poste. De todos modos, no olvides que tienes un gato en casa así que, recomiendo poner a salvo los objetos de valor, por lo menos, mientras el gatito pierde el interés por las estanterías.

Arañar los muebles, especialmente el sofá, es absolutamente normal e imprescindible para el gato. Necesita estirarse y afilar sus uñas a la vez que deja una marca visible de su presencia en casa.. Una buena opción es enseñarle a utilizar el rascador. Como ya he comentado antes, debe ser un rascador firme, estable y lo suficientemente alto como para que el gatito pueda realizar sus estiramientos cómodamente. Es importante colocarlo en una zona visible de la casa y cerca del lugar que estaba siendo “atacado” por tu gato. Si lo escondemos en el fondo de la casa, solo conseguiremos que siga usando el sofá o cualquier otro mueble previamente elegido para esta tarea.

El juego nocturno es otra conducta normal en el gato, pues no debemos olvidar su origen cazador. Si nos imponemos la tarea diaria de estimular la conducta de juego, especialmente por la tarde, es fácil que el gatito duerma prácticamente toda la noche.

 

Conclusión

A medida que aprendamos a comprender la manera de pensar y las motivaciones del gatito, podremos cuidar de él de una forma completa y no sólo simplemente cubriendo sus necesidades más inmediatas como la comida y la bebida.

El gatito será más feliz, estará mucho más vinculado a nosotros y obtendremos el placer de contar con un nuevo miembro en la familia.

«La impregnación y la socialización están indisolublemente ligadas al proceso de aprendizaje de las competencias sociales con los gatos, los humanos y otras especies». (J. Dehasse)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.