Lengua de gato

La lengua del gato posee unos 473 receptores sensoriales (nosotros tenemos 9.000) y está recubierta de papilas con diferentes funciones.

Por ejemplo las papilas filiformes, situadas en el centro de la lengua, tienen como finalidad facilitar el aseo del gato y carecen de receptores del gusto.

Las papilas fungiformes (situadas delante y en la zona lateral de la lengua, tienen forma de cono y actúan como receptores del gusto. Los gatos son capaces de diferenciar los sabores salado, agrio y amargo pero apenas responden al gusto de lo dulce.

Por eso, cuando un gato se acerca a chupar helado o nata, no es que aprecie el sabor sino que ha captado la materia grasa del alimento que es lo que realmente le atrae…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.