De perros, pelos y peluquerías

Con la llegada del buen tiempo, se multiplica el trabajo para los profesionales de la peluquería canina y felina. Muchos clientes demandan un buen corte de pelo para sus animales pero rapar, no siempre es lo más indicado para todas las razas.


Cuando nosotros nos cortamos el pelo lo saneamos, nos crece más fuerte y vigoroso. Pero en los perros, depende de la raza. Cada una de ellas tiene sus particularidades y es deber del peluquero, conocerlas y aconsejar lo mejor en cada caso. Hay perros a los que cuanto más cortemos, más feo tendrá el pelo.

En estos casos, la raíz del pelo se debilita, dando lugar a un cabello cada vez más pobre, que va perdiendo calidad, textura y color. En los casos más extremos, pueden aparecer incluso problemas de piel: dermatitis y hasta caspa seborréica complicada de eliminar.

Los perros de pelo corto no deberían ser pelados nunca. De forma natural realizan dos mudas acusadas al año. En invierno cambian el pelaje para no pasar frío y, en verano, se deshacen de forma natural, del sobrante para no pasar calor. Aun así, necesitan su pelo puesto que, les protege del sol para no quemarse y sorprendentemente los aísla del calor.

Bajo el pelo se forma una especie de cámara de aire que los mantiene fresquitos. Cuanto más cortemos el pelo en verano, más calor pasarán, puesto que les privamos de su protección natural, su aislante.

Pensemos por un momento cómo protegemos nuestras cabezas en verano. Si hace mucho calor solemos recurrir a gorras y sombreros para crear una cámara de aire. A los perros les ocurre lo mismo. No se deben extremar los cortes y los rapados con la excusa de que el perro estará más fresquito. El perro debe acudir a la peluquería a arreglar y a sanear lo necesario contribuyendo a su higiene.

Ante cualquier duda, se debe consultar con el profesional que os recomendará la mejor alternativa para vuestro perro. No hay que perder de vista que la peluquería canina no es exclusivamente cortar. Se trata de prestar un servicio adecuado para cada animal: estético, de higiene y sobre todo de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.